Capítulo 2: Entre geles y agujas

Inyeccion

En breve recibes tu primer tratamiento hormonal. ¿Acojonado?
Pues no sé si la palabra es acojonado. Es un cúmulo de sentimientos y de ganas sobretodo, muchísimas ganas. También tengo incertidumbre, por saber cuáles son los primeros cambios que iré notando, cómo será mi voz, cuánto tiempo tardare en quedarme calvo… (risas). Y el miedo que puedo sentir, si se puede llamar miedo, es por la reacción de la gente a los cambios que vaya teniendo, de la gente que me importa, claro. Pero ya te digo que la palabra no sería miedo… no le encuentro una palabra. Lo que diría que más me “acojona” es esa revolución de hormonas, que me lleve a tener un carácter complicado. ¡A ver qué tarda mi novia en mandarme al carajo! (risas).

Espera… ¿quedarte calvo? Ahí me he perdido.
La alopecia es un factor de la testosterona, símbolo de la masculinidad, como dice mi jefe (risas). Según los genes puedes quedarte calvo antes o después, como en un hombre biológico, y como sé que mi padre y mi hermano están calvos, pues eso, a ver qué tardo yo…

¿Qué método hormonal vas a recibir tú? ¿Por qué?
En uno de los grupos de terapia vino una endocrina a explicarnos todas las dudas que tuviéramos sobre las hormonas, y nos dejó claro que el método, inyección o gel, lo eliges tú.  Yo personalmente prefiero la inyección, ya que creo (y digo creo porque no estoy seguro), de que los efectos son más rápidos. El gel es una crema que te pones por todo el cuerpo, semanalmente, creo, y una vez la aplicas tienes que estar un par de horas aislado, y es más engorroso. Imagínate que te aplicas el gel y luego abrazas a tu novia… ni quiero una novia con barba, ni mi novia quiere tener barba (risas). Fuera de bromas, creo que es más cómoda y efectiva la inyección.

Para recibir el tratamiento hormonal, al menos en Barcelona, exigen que los pacientes os cuidéis al máximo, prohibiendo hasta el tabaco. Háblame un poquito de esto.
Tanto la psicóloga como la psiquiatra son bastante estrictas en eso, y son muy insistentes para que lo dejes, llegando incluso a amenazar, entre comillas, con no mandarte al endocrino hasta que lo dejes. Yo no fumo, pero por lo que ellas me han explicado, a largo plazo el tabaco y las hormonas pueden traer problemas, al igual que la obesidad. Si estás pasadito de peso, como es mi caso, también te dan caña para que adelgaces, ya que a largo plazo es perjudicial con las hormonas. Además, hay cirujanos que no se arriesgan a operarte si tienes mucho sobrepeso. Palabras de ellas, no sé si para meterte un poco de miedo y te cuides al máximo o porque en realidad es así.

¿Cómo es la periodicidad y la duración de un tratamiento hormonal?
En mi caso, el tratamiento de inyecciones es de por vida, ya que tu cuerpo no va a producir testosterona por sí mismo. Y la periodicidad más o menos suele ser cada dos o tres meses. Eso me lo dirá la endocrina el día de la cita, pero por los chicos que conozco, sé que todos se mueven en ese margen.

¿Tu cuerpo puede rechazar la hormonación o puede haber algún tipo de contraindicaciones?
Supongo que es uno de los miedos que todos tenemos, pero según nos dijo la endocrina el día de las preguntas, no hay ningún tipo de contraindicación a no ser que sea algo extremo… Aun así, sé de casos que por motivos “no extremos” les han echado para atrás con las hormonas. Yo no soy médico y mi información sobre esto es nula, pero puede ser, en mi opinión, que fuera una traba simplemente por joder, ya que en algunas comunidades no te hormonan tan fácilmente… Pero de eso ya hablaremos si te apetece, otro día. 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: